A plazos

Publicado el 12-10-2017 10:35:56 CEST

Pepa Bueno analiza la fase de distensión en la que ha entrado el conflicto entre el gobierno y Cataluña, y reflexiona sobre el acuerdo para la reforma de la Constitución que han alcanzado PP y PSOE

A+-
Voz 1727 00:00

muy buenos días nada se arregla dado todavía la situación sigue siendo grave pero la distensión es evidente primero fue el confuso frenazo de Puigdemont después el requerimiento formal del Gobierno central para que aclare qué hizo exactamente el martes declaró o no la independencia no deja de ser paradójico que la primera vez que Rajoy habla de la posibilidad real de activar el artículo ciento cincuenta y cinco de la Constitución lo haga en un tono aun ritmo con dos plazos de ocho días en total para la respuesta del presidente y en un momento que contribuyó a rebajar la crispación veremos la evolución de los acontecimientos en el corto plazo la respuesta real de Puigdemont que hace el Gobierno con el ciento cincuenta y cinco lo cierto es que el problema entra en una nueva dinámica que no permite ahora mismo anticipar ningún resultado de momento conviene centrarse en los hechos porque los discursos cada cual tiene que intentar contentar aparte de los suyos con el ánimo muy caldeado pero en el medio y largo plazo también hay una novedad muy importante Pedro Sánchez el líder socialista que apoyó el requerimiento del Gobierno el guber le arrancó Rajoy el compromiso por convencimiento por necesidad de promover por fin la reforma de la Constitución con plazos incluso eso el seis siete meses se debería empezar a estudiar esa reforma imprescindible no sólo si se pretende un nuevo encaje catalán sino para actualizar muchos otros artículos que se han quedado viejos este acuerdo el acuerdo PSOE PP permite crear con holgura esa comisión de reforma Costa qué tal el principio de realidad obligará al resto a sumarse nada está arreglado todavía la situación sigue siendo grave pero el doce de octubre la fiesta nacional se celebra hoy con la temperatura un par de grados por debajo del punto de ebullición en el que estábamos a comienzos de semana Pepa Bueno

PlaySER