A vivir

Sábados y domingos de 08:00 A 12:00h

SUSCRÍBETE AL PODCAST

  • RSS

    Copia la dirección y suscríbete al podcast en un agregador de RSS

    cerrar
    http://fapi-top.prisasd.com/podcast/playser/a_vivir_que_son_dos_dias/itunestfp/podcast.xml
    Abrir
  • ITUNES
  • IVOOX

Miedo a la decepción

Publicado el 17-04-2018 16:35:06 CEST

Cuento escrito por Juanjo Millás y realizado por Teo Rodríguez

A+-
Voz 0873 00:00

en la línea de productos naturales y biológico hasta el supermercado había dos mujeres hablando cuando pasé cerca de ellas cuna

Voz 1 00:15

le decía

Voz 2 00:17

pues a los ansiolíticos me apuntan por un lado promete ser tan por otro en las dos por el que lo conozco cuáles para el que te despierta la agudeza visual ayer estaba abriendo un melocotón con qué otra cosa ibas a tropezó con una almendra frita me habría parecido menos sorprendente una almendra frita que el hueso porque porque se trataba de Ingushetia titula imagínate un hueso de aceituna en el interior de un melocotón como encontrar un corazón de rata en el pecho de un niño

Voz 3 00:47

un no

Voz 0873 00:50

me detuve un metro de distancia fingiendo leer atentamente las propiedades de un producto biológico pero con el oído puesto en la conversación de las dos mujeres Irrawaddy es que los ansia elípticas note atentan

Voz 2 01:07

cómo es un hueso de aceituna dentro de un melocotón en cuanto a lo de el corazón de Rato en el pecho de un bebé pelo ver me parece una salvajada te juro que lo vi guarda el monedero como un amuleto mina no será que no había metido a alguien hay mucho gracioso

Voz 3 01:27

en este mundo

Voz 0873 01:32

como noté que las mujeres empezaban a sospechar de mi presencia seguí mi camino y en la tienda de variantes compré un cuarto de aceitunas y me metí una en la boca para ir rescatando el hueso luego me dirigía la sección de frutería e intenté disimuladamente cambiar el hueso de un melocotón por el de la aceituna tuve que destrozar tres melocotones pero al cuarto y ayudándose de las llaves de casa pues no suelo llevar navaja logré realizar el cambio sin que al melocotón se le notara apenas la cicatriz lo abandoné luego entre los de su especie inmerso de por los alrededores hasta que un señor de unos cincuenta años lo metió en una bolsa junto a otra media docena aproximadamente precintó la bolsa la lapso pila introdujo en su carrito pensé claro que había realizado mi buena acción del día yo no creo en lo paranormal ni siquiera creo en lo normal pero si un día al abrir un melocotón hallara dentro el hueso de una aceituna caería de rodillas al suelo dando gracias al cielo por ese suceso extraordinario tras comprar un poco de fruta me acerqué a la zona de las conservas para coger un bote de garbanzos cocidos al ver las latas de mejillones se me ocurrió que quizá dentro de una de ellas en vez de anchoas pudiera milagrosamente hallar una botellita de Ginebra como la de los mini bares de los hoteles el caso es que cogí varias al peso de forma sucesiva

Voz 4 03:10

viva me llevé la que me pareció que se acercaba al de una de esas botellitas de ahí la tengo en casa todavía sin abrir por miedo a llevarme una decepción

Voz 0873 03:24

cómo envidio al tipo que se llevó el melocotón manipulado por

PlaySER

Audios recomendados