Felipe González entra de lleno en el debate que desangra al PSOE y carga con dureza contra Sánchez