Concha Velasco, la superación después